Día Mundial del Síndrome de Down

El Síndrome de Down siempre ha formado parte de la condición humana y existe en todas las regiones del mundo.

El acceso adecuado a la atención de la salud, a programas de intervención temprana, a la enseñanza inclusiva y la investigación adecuada, son vitales para el crecimiento y el desarrollo de la persona.

En diciembre del 2011, se designó el 21 de marzo como el Día Mundial del Síndrome de Down. Con esta celebración, se pretende generar una mayor conciencia pública sobre el tema y recordar la dignidad, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades. También se busca resaltar la importancia de su autonomía e independencia individual, en particular, la libertad de tomar sus propias decisiones.

El Síndrome de Down es una alteración genética causada por la existencia de material genético extra en el cromosoma 21 que se traduce en discapacidad intelectual.

La incidencia estimada del Síndrome de Down a nivel mundial es de 1 de 1,000 a 1 de cada 1,100 recién nacidos.

Las personas con Síndrome de Down suelen presentar más problemas de salud en general. Sin embargo, los avance sociales y médicos han conseguido mejorar su calidad de vida.

A principios del Siglo XX, se esperaba que los afectados vivieran menos de 10 años. Ahora, cerca del 80% de los adultos que lo padecen superan los 50 años de edad.

Un trabajo médico y parental en edades tempranas favorece la calidad de vida y la salud de quienes lo padecen, al satisfacer sus necesidades sanitarias, como chequeos regulares para vigilar su desarrollo físico y mental, o intervenciones oportunas ya sea con fisioterapia, educación especial inclusiva u otros sistemas de apoyo.

Desde el 2020, todos tuvimos que adaptarnos a una forma distinta de relacionarnos los unos con los otros. Sin embargo, fue una oportunidad también para encontrar nuevas formas de conectarnos con otros.

En el Día Del Síndrome de Down en este 2021, se busca centrarse en mejorar las conexiones para asegurar que todas las personas con Síndrome de Down puedan conectarse y participar en igualdad de condiciones con los demás.

 

Fuente: un.org